3 Buenas razones para elegir frutas y verduras congeladas

¿Fresco o congelado? Esta pregunta no pone a todos los consumidores de acuerdo. Algunos elogian la conveniencia de los alimentos congelados mientras que otros temen la pérdida de calidad de estos alimentos. Aquí hay algunos argumentos que pueden ayudarlo a decidir:

Para ahorrar tiempo

Ya lavados, pelados y cortados en trozos, las frutas y verduras congeladas nos permiten equilibrar nuestras comidas, ahorrando tiempo en la preparación y la cocción. Cuando los almuerzos son rápidos y el ritmo de vida no nos permite pasar las tardes y los fines de semana cocinando, esta solución puede ser muy conveniente.

Rellenar con nutrientes

Varios estudios, el último de los cuales es citado por Medical Daily, han demostrado que no solo los alimentos congelados son tan nutritivos como los alimentos frescos, sino que a veces incluso son mejores. De hecho, cuando se congelan rápidamente después de la recolección y en buenas condiciones (prefieren la bio), estas frutas y verduras no pierden sus cualidades durante el transporte y el almacenamiento, a diferencia de los productos frescos.

Comer local todo el año

¿Te gusta comer fresas en diciembre sin comprar productos importados? No hay problema: simplemente congélelos usted mismo y podrá disfrutarlos durante todo el año, siempre que tenga suficiente espacio. La congelación es un proceso industrial, mientras que la congelación se puede realizar en el hogar, respetando algunas reglas de seguridad: nunca vuelva a congelar un producto ya descongelado, ponga la fecha en los productos y respete los tiempos de almacenamiento. ¡Por supuesto, comer frutas y verduras congeladas o congeladas no debería impedirnos comer algunas frescas también!