4 Beneficios de nadar en el cerebro

Swiming es bueno para el corazón, el músculo y la salud de la línea, pero ¿sabías que también es bueno para el cerebro? Muchos estudios ya han resaltado los beneficios de la actividad física regular en nuestras capacidades cognitivas, pero algunos ejercicios como la natación contribuyen aún más a mantener una buena salud mental.

Mejor flujo sanguíneo

Al aumentar la circulación sanguínea, la natación mejora la memoria, el estado de ánimo y la concentración. Estar inmerso en el agua y repetir los mismos movimientos aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, que se beneficia de inmediato.

Mejor estado de ánimo

Cuando nadas, tu cuerpo produce hormonas como endorfinas que ayudan a reducir el estrés, la ansiedad y el riesgo de depresión, al igual que muchas otras actividades deportivas. Pero nadar sería particularmente efectivo. En un estudio de 2007 citado por Medical Daily, los investigadores observaron un efecto anti-depresión en las ratas nadando. Repetir las mismas acciones en el agua ayuda a reducir las tensiones y a dejar ir sensaciones similares a las producidas por la meditación.

Mejor memoria

Los daños al cerebro causados ​​por un estrés excesivo también se pueden reparar nadando. En el mismo estudio con ratas, los científicos descubrieron que el hipocampo, una región del cerebro vinculada a la memoria, aumenta con el ejercicio. Las neuronas perdidas se reemplazan, en beneficio de nuestros recuerdos.

Mejor aprendizaje

La natación es una actividad que requiere coordinación y, por lo tanto, conecta los dos hemisferios del cerebro mediante el desarrollo de sus fibras nerviosas. Este tipo de conexión estimula las habilidades de aprendizaje cognitivo. Los niños que aprenden a nadar cuando son pequeños tendrían más probabilidades de desarrollar habilidades de coordinación, visuales y motoras, y matemáticas, dice Medical Daily .