4 Buenas razones para probar el aceite de semilla de uva

¿Busca un nuevo producto para variar los placeres en la cocina y en el baño? El aceite de semilla de uva es una solución económica y saludable, que es buena para el cuerpo, la piel, el cabello y aporta un sabor sutil a sus platos. Aquí hay algunas buenas razones para probarlo.

Para la vitamina E

Una cucharada de aceite de semilla de uva contiene el doble de vitamina E que la misma cantidad de aceite de oliva, de acuerdo con el sitio web Best Health Mag. La vitamina E es un antioxidante esencial que ayuda a equilibrar los niveles de colesterol en la sangre y mejora el sistema cardiovascular. Este aceite también tiene propiedades de protección contra las toxinas en el aire contaminado

Para cocinar

No dude en variar los aceites de cocina. Si tiene que preparar platos fritos o fritos, no se recomienda el aceite de oliva debido a su mala reacción a altas temperaturas. La razón por la cual el aceite de semillas, por el contrario, ofrece una alternativa más saludable. Su sabor, más ligero que el del aceite de oliva, resaltará el aroma de su comida.

Para la piel

Si padece acné , el aceite La semilla de uva puede ser tu aliado milagroso. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, ayuda a reducir la producción de sebo a la vez que mantiene la piel hidratada. No se preocupe, una vez aplicado no dejará una película grasa en la cara y no obstruirá sus poros.

Para el cabello

Las máscaras de cabello a base de aceite están presentes en grandes recetas por varias décadas. Pero a diferencia de otros aceites, el aceite de semilla de uva tiene la ventaja de ser inodoro y muy rico en vitamina E. Resultado: cabello hidratado, reparado y más resistente.