4 Cosas que debe saber sobre reanudar el deporte después del parto

Entonces que su organización ha estado trabajando durante nueve meses para hacer y dar a luz a un bebé, es posible que haya soñado con cuándo podría volver al deporte y recuperar su cuerpo. El ejercicio físico ayuda a trabajar los músculos que se han sometido a prueba durante el embarazo y el parto. Pero es posible que notes algunos cambios en el momento de la recuperación. Ex atleta y entrenador de salud postnatal Kimmy Smith, madre de dos hijos, habla con Mind Body Green sobre cuatro cosas a considerar antes de volver a comenzar en los deportes.

1 Caída del cuerpo

La primera vez que hace ejercicio después de dar a luz, puede sentir que sus órganos internos están a punto de caerse. Si tiene una sensación de pesadez en la parte inferior del abdomen o si siente que algo no está bien, consulte a su ginecólogo o su partera y pídale que le aconseje un programa para fortalecer los músculos del área pélvica.

2) Recuperar la fuerza

Es frustrante, pero los nueve meses de adaptación de su cuerpo al bebé en crecimiento debilitaron algunos músculos y afectaron su coordinación. Puede sobreestimular la parte inferior de la espalda y las caderas para compensar esta falta de estabilidad, lo que puede aumentar el riesgo de lesiones. Pregunte cuál es la mejor manera de recuperar la fuerza muscular antes del embarazo de su ginecólogo. Puedes recuperar la forma con algunos ejercicios regulares

3) Controla tus senos

Probablemente sientas que tienes dos sandías en el pecho. Uno de tus senos puede ser más grande que el otro y es posible que tengas problemas para encontrar ropa deportiva adecuada. Trate de encontrar tiempo para hacer ejercicio después de amamantar (o de ordeñar) e invertir en un buen sostén, informa el entrenador Kimmy Smith

4) Ruidos y fugas

Su cuerpo, que aún no ha recuperado toda su fuerza, puede traicionarlo en el peor momento. El suelo pélvico se cansa rápidamente, especialmente durante el ejercicio intenso, y puede causar fugas o ruidos molestos. Comience con una actividad ligera y no vaya más allá de los 20 minutos de entrenamiento para las primeras sesiones.