4 Consejos para controlar la ira en la oficina

La comunicación, la consideración y, sobre todo, el respeto son esenciales en la vida en la sociedad y en el lugar de trabajo. Cuando uno de estos elementos se agota, los berrinches pueden estallar fácilmente entre colegas. Pero si desea mantener un ambiente agradable, debe aprender a canalizar estas crisis y evitar decir cosas que puede lamentar más adelante.

Consejo # 1: tomar una distancia

En pocas palabras a la escalada del abuso verbal, abandone la habitación. Independientemente de la situación, ya sea que estés en una reunión o almorzando, es mejor parecer extraño si te tomas unos minutos antes que perder el control de tus nervios.

Consejo # 2: calmarse

Una vez que haya logrado aislarse, llame a un amigo y vacíe su bolsa, o cuente lentamente hasta que su respiración regrese a un ritmo normal. La presión disminuye con los minutos que pasan. Entonces puedes volver al ataque. La situación puede no haber cambiado, pero podrá controlar sus emociones mucho mejor que si se queda en la misma habitación, insiste en la salud del sitio.

Consejo # 3: comprender y predecir

Para evitar volver a encontrarse en esta situación, tómese unos minutos para pensar qué es lo que lo aparta de su camino. ¿Su trabajo no se considera digno? ¿Estás abrumado y no puedes terminar tus archivos a tiempo? ¿Tienes un conflicto con algunos colegas? Las limitaciones de tiempo te estresan demasiado? Determinar dónde se encuentra el problema específico puede ayudarlo a anticipar el enojo y finalmente encontrar una solución.

Consejo # 4: Positivo

En lugar de pensar en lo que podría haber hecho de manera diferente, lo que tu colega debería haber hecho, reformula tu pensamiento. Recuerde los aspectos positivos de su trabajo: el toque humano, el salario, el objetivo final de la misión, la ayuda que le brinda a los demás. Las cosas no siempre suceden de la manera que queremos, pero al centrarnos en lo positivo, logramos enfrentarlo. Entre otras cosas, los colegas que vienen a ver el vaso medio lleno son siempre más apreciados por su equipo.

Para leer también: ¿Cómo llevarse bien con sus compañeros de trabajo?