6 Remedios naturales que deben ser cautelosos

N cualquier producto o suplemento herbal puede causar problemas hepáticos o renales, y puede interactuar con los tratamientos en curso. Se venden libremente, a veces no son probados por las autoridades de salud. Es por eso que es esencial buscar el consejo de un médico antes de recurrir a un remedio natural.

Productos para tratar quemaduras

Aunque muchos alimentos como la miel y el aguacate son utilizado como una quemadura, no se recomienda aplicarlos en la piel. El agua dulce y los analgésicos serán más efectivos y seguros.

Gargarismos con enjuague bucal

Cuando los síntomas de un resfriado empeoran y la garganta comienza a irritarse, puede pensar que 'un enjuague bucal será útil para desinfectar y limpiar el área dolorida. Por el contrario, esta práctica puede agravar la irritación y no calmar el dolor. La mejor solución: ¡prepare bebidas calientes y descanse!

Monedas de plata

Cuando un bebé tiene una hernia umbilical, una especie de bulto en el ombligo, es común en diferentes país para aplicar una moneda o un objeto plano en su vientre. Sin embargo, esta técnica no se usa para reducir la hernia, que desaparece sola en el 90% de los casos, pero puede causar una infección de la piel.

Aceite de ricino

Algunas mujeres embarazadas que desean dar a luz a veces implica una cucharada de aceite de ricino. No sólo el sabor es terrible, pero si este aceite ayuda a combatir el estreñimiento, que no desencadena el trabajo, asegura el especialista entrevistado por el resumen del lector.

Lesiones saliva

Las madres tienen a veces el reflejo para limpiar la cara de su hijo lamiéndose los dedos o un pañuelo. La misma práctica se usa para las heridas, en las que soplan y aplican saliva. Sin embargo, este hábito es peligroso porque nuestra boca está llena de bacterias que pueden contaminar la herida y causar una infección. Opte por agua fresca, desinfectante y consulte a un médico.

Vitaminas

Una dieta balanceada es suficiente para proporcionar todos los nutrientes que necesitamos. Pero cuando nuestro ritmo de vida no nos permite proporcionar una ingesta suficientemente variada, los suplementos vitamínicos pueden ayudarnos. En este caso, es esencial seguir las recomendaciones para evitar una sobredosis. Demasiada vitamina D puede causar problemas hepáticos, demasiada vitamina B6 está relacionada con trastornos en los nervios y la sobredosis de vitamina A puede incluso causar la muerte en casos extremos.