Cómo reaccionar ante comentarios sarcásticos

Usar un tono de voz sarcástico al pronunciar una oración sirve para transmitir el mensaje opuesto a nuestras palabras. El sarcasmo a veces es un medio de autodesprecio, pero se usa con más frecuencia para indicar una sensación de irritación. Para comprender y responder a tales observaciones, debemos recurrir a una habilidad llamada "teoría de la mente", que nos ayuda a interpretar los verdaderos sentimientos, pensamientos e intenciones de la persona que nos habla.

De esta forma, incluso si una persona sarcástica dice lo contrario de lo que quiere transmitir, su oyente detectará el verdadero significado de su oración. Un comentario sarcástico se usa a menudo para encubrir la ira, los celos o la inadecuación que, sin el filtro de un falso sentido del humor, sería demasiado difícil de transmitir en la conversación. El objetivo: reducir la amenaza de la observación y evitar que la persona de enfrente adopte una posición defensiva. Pero por parte del oyente, ¿cuál es la actitud correcta para gobernar estos comentarios?

Respuesta n ° 1: romper la broma

Se supone que el sarcasmo es una broma, lo que oculta el desprecio, sin duda, pero una broma. Para romper este efecto, debes asegurarte de que la broma se caiga. Entonces, ante el sarcasmo, puedes reaccionar al contenido literario e ignorar el tono, como si no lo entendieras. Responda lo opuesto, con sinceridad. De esta manera, la persona sarcástica se ve obligada a explicarse y evitará más ataques.

Respuesta # 2: Ignorar

Una persona desconocida que hace un comentario sarcástico en la calle obviamente tiene energía y tiempo para perder La mejor manera de reaccionar, aconseja el sitio web estadounidense Psychology Today, es tener compasión por estas personas y avanzar ignorando estos comentarios tanto como sea posible.

Respuesta n. ° 3: Intervenir

El sarcasmo se usa de muchas maneras: para burlarse de uno mismo, una situación o el mundo que nos rodea. Pero aquellos que se burlan de una persona a veces piensan que son realmente divertidos. No se dan cuenta de que sus palabras y "chistes" son perjudiciales. Si alguien a tu alrededor tiene este hábito, puedes intentar amablemente hacerle entender cómo él / ella puede lastimar a los demás.