MMR: una vacuna contra tres enfermedades

Las vacunas contra el sarampión, las paperas y la rubéola se combinaron en un único ROR. Esta vacunación se ha convertido en obligatoria para todos los bebés nacidos después del 1 de enero de 2018. Solo se recomienda en adultos jóvenes nacidos en 1980 que no hayan sido vacunados en la infancia.

Sarampión, paperas, rubéola, tres enfermedades contagiosas

  • Sarampión: es causada por un virus. Sus síntomas aparecen unos quince días después del contagio: fiebre, resfriado, tos y luego comienzo de erupciones. La enfermedad periódicamente experimenta brotes epidémicos, evidencia de una cobertura de vacunación inadecuada. El sarampión puede provocar complicaciones graves o que amenazan la vida: se requiere hospitalización en más de un tercio de los bebés enfermos. Entre 2008 y 2012, de los 24,000 casos de sarampión informados durante un episodio epidémico, casi 1,500 tenían neumonía grave, 34 tenían una complicación neurológica y 10 habían muerto.
  • Paperas: Esta enfermedad viral , generalmente benigno, es muy contagioso. Notamos la presencia de la enfermedad en el pequeño paciente gracias a las glándulas parótidas. Se hinchan en cada lado y dan a la cara una forma de pera.
  • Rubéola: esta enfermedad es grave solo cuando es contraída por una futura madre, especialmente durante los primeros tres meses de embarazo . De hecho, el virus puede llegar directamente al feto y causar diversas malformaciones.

Estas tres enfermedades a menudo se consideran erróneamente infantiles y benignas. La nueva obligación de vacunación vigente tiene como objetivo prevenir cualquier nueva epidemia y limitar el riesgo de resurgimiento de estas enfermedades. Ha sido posible medir la efectividad de la vacuna en Suecia o Finlandia, donde las tres enfermedades son prácticamente inexistentes (menos de 0,5 personas por cada 100 000 habitantes).

MMR, protección efectiva en dos inyecciones

La vacuna MMR (sarampión-parotiditis-rubéola) se realiza mediante inyección subcutánea a la edad de 12 meses . En forma de polvo en la base, se agrega un solvente a esta sustancia para que se vuelva líquido.

Se inyecta una segunda dosis entre 16 y 18 meses . Esto permite que los niños que no han respondido a la primera dosis se pongan al día con el segundo. Se ha demostrado que una minoría de niños no produce anticuerpos después de la primera dosis.

En adultos jóvenes no vacunados nacidos después de 1980, también se necesitan dos dosis de vacuna trivalente, independientemente de sus antecedentes frente a las tres enfermedades. Sin embargo, no están preocupados por la vacunación obligatoria, que solo afecta a niños menores de 2 años.

Medicare reembolsa el 100% de la vacuna a niños y adolescentes hasta la edad de 17 años. años (hasta el 65% después)

¿Qué efectos secundarios después de la vacunación? MMR

Cinco a doce días después de la primera vacuna MMR, su hijo puede tener fiebre. La segunda dosis rara vez causa efectos secundarios porque el cuerpo a menudo ya es inmune.

La sustancia que protege al niño de las paperas puede provocar parotiditis (hinchazón de las glándulas parótidas en cada lado de la cara). En raras ocasiones, puede haber una erupción.

No se recomienda la administración de la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola en los casos de alergia conocida a cualquier componente de la vacuna, en caso de inmunodeficiencia, d intolerancia a la fructosa o en niños nacidos de madres con VIH