Deporte: 3 consejos para elegir tu sujetador

Un sujetador bien adaptado permite practicar deportes de forma segura. Este equipo mantiene el cofre y lo protege de la vibración causada por los saltos y los impactos del movimiento, absorbe el sudor y garantiza la comodidad durante todo el entrenamiento. Aquí hay algunos consejos para elegir el sujetador que más le convenga.

¿Qué sujetador para qué deporte?

  • La intensidad del deporte es el primer factor a tener en cuenta. Para actividades de bajo impacto como yoga, gimnasia suave, caminar, golf, Pilates o estiramientos, un sujetador ligero es suficiente.
  • Para deportes de intensidad moderada como danza, boxeo Ciclismo, patinaje en línea, gimnasio sueco, fitness, cardio y construcción muscular, optamos por un sujetador que se mantiene un poco más, con una banda elástica que soporta el cofre y deja una buena libertad de movimiento.
  • Finalmente, para prácticas intensas como tenis, correr, fútbol, ​​voleibol, bádminton, step, salto o entrenamiento cruzado, un alto mantenimiento es esencial. Puede elegir un modelo de compresión, con cascos y fácil de ajustar para adaptarse a su morfología.

¿Qué tamaño?

Puede confiar en el tamaño de la taza marcada en la etiqueta, o tomar su mediciones antes de ir a una tienda. En este caso, mida la parte del busto justo debajo del cofre alrededor de la espalda, luego mida el busto para encontrar el tamaño de su copa. No dude en pedir consejo al personal de la tienda.

¿Qué comodidad?

Para estar cómodo con su sujetador, es importante elegir materiales suaves y agradables que también absorban la transpiración. Elija las costuras mínimas posibles para evitar irritar la piel y recuerde ajustar las correas para adaptar mejor el sujetador a su cuerpo.